lunes, 1 de junio de 2009

LA AMENAZA DEL FUEGO, UN VERANO MÁS...

A punto de cumplirse el 6º Aniversario del Incendio que arrasó las Sierras de Zapatero y  Santa Marina (Terminos Municipales de Cañaveral y Casas de Millán, Provincia de Cáceres), hago un llamamiento a todos los navegantes e internautas para que en lo que esté en nuestras manos, evitemos en lo posible que ésto no vuelva a suceder nunca más.

Pocos meses antes de este desastre natural que ocurrió el 02/08/2003, media España se afanaba en limpiar las costas gallegas de chapapote que había vertido al mar el 19 de noviembre de 2002 cuando  el Prestige se partió en dos a las 8 de la mañana, hundiéndose a una profundidad de 3850 metros y provocando la salida de petróleo a la superficie desde sus tanques. Es curioso ver que la repuesta ciudadana depende sólo y exclusivamente de la información que recibe a través de los medios de comunicación.

¿Por qué nadie ha acudió a reforestar con plantones de encinas y alcornoques las miles de hectáreas  que se quemaron ese verano en Extremadura? ¿Por qué en unos casos nos sensibilizamos tanto con el medioambiente y en otros no? ¿No es desastroso que se pierdan miles de hectáreas de pino, encinas, alcornoques y matorral, y toda su biodiversidad animal y vegetal?

Mi conclusión es que dependiendo de cómo te “vendan la burra” en la televisión, la radio o los periódicos, ésta pueda ser el más bello corcel o el "penco" más feo del mundo.

A continuación, un montaje fotográfico de aquel tremendo desastre que arrasó cientos de hectáreas y que viví en primera persona desde su comienzo hasta su final.


video


Y esto es lo que dice el DOE (Diario Oficial de Extremadura) del 22 de Mayo de 2009:

Se declara época de peligro alto de incendios forestales durante el año 2009, el periodo comprendido entre el 1 de junio y el 15 de octubre, ambos inclusive, que podrá prorrogarse si las condiciones meteorológicas lo aconsejan.

 

3 comentarios:

Una senderista. dijo...

Que decir, no se que es peor el fuego o el abandono del lugar quemado por parte de las autoridades, es terrible esa lentitud y falta de interes

Anónimo dijo...

También hay que pensar que en el caso del Prestige la organización de voluntarios para limpiar chapapote no es comparable con la "petición" de voluntarios para plantar plantones en Cáceres. Autobuses, comidas, alojamiento de los voluntarios, programación de las tareas ¿también se hizo esto en Cáceres y no fue nadie?

Ana dijo...

Con la llegada del verano se incrementa el riesgo de desastres como este que cuentas. Sólo podemos tener la esperanza de que no se produzcan desastres como los que ya se han producido años anteriores. Y si ocurre algún tipo de desastre debido a un incendio lo lógico sería que los propios ayuntamientos y administraciones se encargaran de realizar acciones que lleven a recuperar la zona perdida. No podemos permitir seguir perdiendo masa forestal por ningún motivo.
En el tema de los incendios es importante concienciar del problema que supone la degradación de los bosques. Hay soluciones. Hoy en día se están llevando iniciativas para los incendios que no solucionan el problema, como ensanchar las pistas forestales, despejar el paso de los corderos bajo los árboles... El campo se vacía... Pero hay soluciones para que esto cambie. Os recomiendo la lectura de un libro de Maurice Chaudière que se llama "Aprovechar los recursos silvestres del bosque frutal a la ecología en la mesa"
Un saludo