miércoles, 22 de marzo de 2006

FAUNA MEDITERRÁNEA II : ANFIBIOS

Cuando en las noches veraniegas aprieta el calor, no es difícil oír en alguna charca cercana, en un pozo o en cualquier otro sitio con cierta humedad, el canto amoroso de ranas y sapos. Todo ello para encontrar una hembra que perpetúe sus genes y al mismo tiempo su especie.

Pero no sólo los sapos y las ranas son los únicos habitantes de las charcas y lagunas de nuestra tierra, sino también varias especies de los que se han denominado los anfibios con cola o Urodelos como son las salamandras, los gallipatos y los tritones.

El nombre de anfibios les viene del griego y significa “dos vidas”, es decir, habitan tanto la zona acuática como la aérea (terrestre). Debido a este comportamiento tan peculiar de estar entre dos hábitats, la naturaleza les ha dotado de sistemas fisiológicos especiales que les permiten tanto obtener el oxígeno del agua como del aire que les rodea.


Sus antepasados se remontan al Paleozoico Medio ( Devónico medio) hace unos 380 millones de años. Los primeros anfibios fueron dos especies de salamandras gigantes (como todo en aquella época), llamadas por los paleontólogos Ichthyostega y Acanthostega, y que nada se parecen a los actuales batracios y tritones. Fue a partir del Triásico ( hace 240 m.a.) cuando aparecieron las verdaderas ranas y sapos. Evolucionaron hacia un sistema de locomoción y natación ; las ranas y ranitas más adaptadas a la natación y el salto, y los sapos a la carrera y desplazamiento terrestre.


Si existe algo que realmente diferencia a los anfibios de otros animales eso es el complejo cambio que les sucede a los renacuajos desde que salen del huevo hasta que se convierten en adulto. Este proceso de cambio se denomina Metamorfosis, mediante el cual los renacuajos a medida que se desarrollan, van apareciendo en su cuerpo extremidades y las branquias por las cuales respiran serán reemplazadas por pulmones, en tres meses el renacuajo se habrá convertido en un batracio adulto. En el caso de ranas y sapos, los renacuajos pierden la cola (por ello se han denominados Anuros “sin cola”), en salamandras y tritones los cambios no son tan notorios.


Los anfibios, al igual que los reptiles, pasan las temporadas de frío o desfavorables en latencia o hibernación, aunque la de los anfibios no sea tan severa como la de los reptiles.


Su alimentación es básicamente a base de insectos, arácnidos, miriápodos, pequeños invertebrados e incluso pequeños roedores, aunque en su estado larvario y acuático son fitófagos o comedores de algas.


El hábitat y nicho ecológico de estos animales es cualquier lugar donde haya una cierta humedad. Tienen una gran plasticidad de biotopo, encontrándose habitualmente en charcas, arroyos, albercas, lagos, lagunas, embalses y ,en resumidas cuentas, cualquier pequeña masa de agua susceptible de ser habitada y donde el índice higrométrico relativo se medianamente alto.


Los Anfibios se estructuran en dos grandes grupos :
A) ANUROS. O anfibios sin cola como son las ranas y los sapos. Es característico en este grupo en canto sonoro de los machos que utilizan para comunicarse y atraer a las hembras en las noches del celo. Las voces varían de un individuo a otro y son más agudas cuanto más fino es el saco vocal. Con la boca cerrada, el sonido es amplificado por estos sacos en forma de vejigas membranosas que se hinchan con el aire de sus pulmones. En su tono también influye la temperatura y el tamaño del animal. El oído en estos animales está muy desarrollado y su tímpano se localiza en los laterales de su cabeza a modo de semicírculo.


Los más representativos y abundantes son :
· Sapo de Espuelas (Pelobates cultripes). Es un sapo de pequeño tamaño que mide entre 7 y 9 cm, de la familia de los Pelobátidos. Su peculiaridad es que posee unas estructuras córneas a modo de espuelas en los metatarsos de ambas patas posteriores que usa a modo de herramientas para enterrarse en el lodo o en la tierra. Se puede reconocer por tener el morro achatado, ojos con pupila vertical (lo que delata sus hábitos nocturnos). Su piel lisa y sin tubérculos ni verrugas con manchas negras sobre un cuerpo grisáceo.


· Sapo Común (Bufo bufo). Es también denominado vulgarmente como “escuerzo”. Pertenece a la familia de los Bufónidos y tienen en común los integrantes de esta familia en que producen veneno a través de su piel. Algo que quiero que quede muy claro es que los sapos comunes NO ESCUPEN, ni matan con el aliento o envenenan a quien los toca, nada de eso es cierto. Existen aún supersticiones y leyendas que han hecho que esta especie sea perseguida y amenazada, cuando lo que realmente son animales inofensivos que si no se les molesta proseguirán su camino y cuyos beneficios para la agricultura y el control de plagas son incalculables. Lo que si es cierto es que cuando se ven amenazados y acorralados, a la vez que se hinchan intentando aumentar su volumen para dar apariencia de ser más grandes, segregan una especie de líquido lechoso y blancuzco en su piel gracias a unas glándulas cutáneas llamadas parotoideas que excretan una sustancia neurotóxica, la bufotalina, con el fin de que si son mordidos por algún predador éste lo suelte, ya que el escozor que se le produce al atacante en la boca es un recuerdo difícil de olvidar. La hembra del sapo común es más del doble que su compañero, pudiendo llegar a medir hasta 21 cm de longitud, su aspecto es redondeado, con patas cortas adaptadas a la locomoción, sus ojos sólo reaccionan ante el movimiento y posee una lengua larga y pegajosa para capturar a sus presas y que le permite atiborrarse de toda clase de bichitos ( se han encontrado hasta ¡363 hormigas! en su estómago). Hiberna desde Octubre hasta Febrero y en primavera se produce su migración para la reproducción cubriendo entre 4 y 6 Km, a una media de 1.5 Km al día.


· Rana Verde o Común (Rana perezi). Es el inquilino más habitual y abundante de las charcas y lagunas de Extremadura. Se incluye en la familia de los Ránidos y sus ancas resultan un buen bocado cuando son rebozadas y fritas en la sartén, pero hay que decir también que la práctica de la caza de ranas está prohibida por Medio ambiente. Su aspecto tanto fuera como dentro del agua es inconfundible, de color verdoso y oliváceo, suele medir como máximo 15 cm de longitud y su piel es algo verrugosa y salpicada de manchas negras o pardas. Si nos fijamos en sus patas podemos observar que los dedos de sus patas delanteras están independientes, en cambio, los de sus patas traseras están palmeados para la natación.


· Ranita de San Antonio (Hyla arborea). Pertenece a la familia de los Hylidos y es por su color y forma una de las ranas más bonitas de la Península. Su cuerpo es rechoncho y de pequeño tamaño ( mide entre 4 y 6 cm) recubierto de una piel lisa, verde claro muy vistosa y con dos bandas negras con el borde blanco que recorren los laterales de su cuerpo desde las patas traseras hasta su cabeza. Esta ranita a diferencia de las demás tiene costumbres arborícolas, es decir, vive en zonas húmedas pegada a las hojas de las plantas. Y esta forma de vida tan peculiar gracias a que los dedos de sus patas terminan en forma de discos aplanados y adhesivos que utiliza como ventosas para trepar, incluso, por una superficie pulida como es un cristal.


B) URODELOS. Pertenecen a este grupo todas la salamandras, tritones y gallipatos ; incluidos en la familia de los Salamándridos.


· Salamandra Común (Salamandra salamandra). Podemos reconocerla en el campo por su color negro manchado de pintas amarillas o anaranjado vivo. La longitud máxima de su cuerpo es de 28 cm. Es un animal inofensivo y apacible, pero es maltratada y manipuladas puede llegar a producir una exudación cutánea tóxica (algo parecido a los sapos comunes).


· Tritón Jaspeado (Triturus marmoratus). Muy abundante en aguas estancadas. De color verdoso con grandes manchas negras y hasta 14 cm de longitud. Como característica decir que los machos presentan una cresta a lo largo de columna que se eriza cuando están en celo.



· Tritón Ibérico (Triturus boscai). Menos abundante que el anterior, este animalillo a sido víctima de su venta en tiendas de animales. Es exclusivo del oeste peninsular, por ello su protección es importante. Los colores que adornan su cuerpo son tonos grises en el lomo y anaranjado en el vientre, con manchas redondeadas de color oscuro que recorren los laterales de este batracio. Mide entre 7 y 9 cm.


· Gallipato (Plerodeles waltl). También llamado por estos lugares “marrajo” y que son en ocasiones la pesadilla de muchos pescadores de tencas y carpines, ya que vive junto a ellos en el fondo de charcas y embalses. Es el batracio más grande y puede llegar a medir 30 cm de longitud. Su piel es rugosa y posee varias protuberancias a lo largo del lomo en dos filas, es de color pardusco y puede segregar sustancias tóxicas para repeler a sus depredadores.

©Emilio J. Orovengua

2 comentarios:

Anónimo dijo...

esta pagina me a ayudado mucho pero lo k yo preguntaba era: como se alimentan los anfibios con cola y los anfibios sin cola??
esa era mi pregunta asik si alguien ve esto si tiene la respuesta k aga una pagina y la diga porfavor.
ale ya esta dixo to xao y bss de:
*sONy*

cristal dijo...

Mi pregunta era si los tritones pierden la cola, cualquier colsa si me pueden contestar, se los agradeceria mucho
criiiss._@hotmail,com