sábado, 3 de marzo de 2018

DINOSAURIOS, PALEONTOLOGÍA, CRANEOS Y OTRAS HISTORIAS...


Desde pequeño me apasionaron los Dinosaurios y todo había alrededor de ellos y que tanto ha ayudado a la ciencia para entender la evolución de la vida en nuestro planeta Tierra.

Tal es mi pasión que, cuando el señor Steven Spielberg los resucitó para en cine en Jurassic Park en 1993 flipé en colores, Y espero que nunca acabe, ya que estoy deseando ver la segunda (y la tercera) parte de Jurassic World, un nuevo universo reptiliano que esta segunda entrega estará dirigida por el español J.A. Bayona y la producción ejecutiva de Steven Spielberg. Volverán los gritos,  las carreras, la acción y sobre todo las miradas de los T.Rex y los Velociraptores que te hacen pegar los riñones al asiento, dejar de pestañear y contener el aliento.

Me gusta el cine, sí, me gusta la ficción, sí, pero todo este mundo de lagartos gigantes tiene un trasfondo científico que me atrae aún más, ya que esos Dinosaurios que ahora corren, rugen, braman, han sido resucitados a partir de sus restos óseos descubiertos en todo el mundo en exploraciones y excavaciones paleontológicas y profundos estudios biomecánicos y anatómicos.

Todo esto que os he contado enlaza uno de mis hobbies, MI COLECCIÓN DE CRANEOS, que aún no siendo ninguna maravilla, si os puedo asegurar que sorprende a propios y estraños que navegan por la red. En esta ocasión, he aprovechado mi último “trabajo paleontológico” para explicaros qué es lo que hago desde que desentierro una cabeza hasta que la coloco en mi pequeña exposición.

Desenterramiento del Cráneo:








Limpieza del Cráneo:





De momento, hasta aquí puedo leer...

Pronto más fotos y avances de este este miniproyecto para 2018, pero antes que nada ¿Alguién se atreve a decirme a que animal pertenece este cráneo?

©Emilio J. Orovengua

No hay comentarios: