domingo, 16 de octubre de 2016

HORMIGAS SEMENTERAS: ¡VOLANDO VOY, VOLANDO VENGO…!

Después de las intensas lluvias de estos últimos días, estamos asistiendo a otra “lluvia” algo más particular y curiosa…¡¡lluvia de hormigas voladoras!! Por todas partes y en todos los sitios, en parques y jardines, cuando vamos en coche, en pueblos, en ciudades, estos bichitos voladores parecen caer desde el cielo como experimentados paracaidistas. 

Si la caída de la hojas de los árboles caducos son un indicativo de que el Otoño ha entrado, esta “lluvia” de hormigas voladoras es otro. Las HORMIGAS SEMENTERAS O DE LA SEMENTERA son el futuro de un nuevo hormiguero…Esta plaga, este evento natural es una explosión de vida y esperanza para la supervivencia de una especie, ya que de ellas depende la creación de nuevas colonias. 

Todos los años en Primavera y Otoño se repite este ritual. Centenares de miles de futuras reinas y zánganos (los machos) vuelan sin billete y sin destino buscando “enamorarse” para formar un nuevo hormiguero. Algo asombroso, es que sus alas nacen el mismo día que salen al exterior en busca de su pareja ideal y se desprenden ese mismo día en el momento que tocan suelo. Todos y todas salen a la vez, de todos los hormigueros, el objetivo es que en este vuelo nupcial se crucen machos y hembras de distintos orígenes para mejorar su variabilidad genética. En el momento del apareamiento entre una reina y un zángano, la reina cae al suelo en busca de un lugar para poner sus huevos y el macho muere. La vida de las reinas se extiende hasta los 15 años, en cambio el de los zánganos es escasamente de 1. 


Hormigas de la Sementera saliendo de su hormiguero.
La Ciencia de la Biología explica porque ocurre todo de una forma tan explosiva y que sólo dura 1 o 2 días. Dos son los factores que incitan a la salida apresurada de estos insectos: CALOR Y HUMEDAD. Este tipo de plagas ocurre siempre el primer día de calor después de una secuencia de intensas lluvias en el comienzo del Otoño. Este calor favorece el vuelo debido a las corrientes térmicas ascendentes que se crean sobre todo a las horas centrales del día. Por otra parte, la humedad ablanda el terreno y por una parte, favorecería la salida de las hormigas voladoras de su hormiguero y por otra, tener un terreno más blando permitirían excavar a las futuras reinas su nuevo hogar, su nuevo reino. 

Como dato curioso, el nombre de SEMENTERA le viene la sabiduría tradicional que la Agricultura utiliza desde tiempos ancestrales. Cuando salen estas hormigas voladoras es indicativo de que el terreno está en el momento óptimo de humedad para el arado y sembrar la simiente en los campos de cultivo.

©Emilio J. Orovengua

6 comentarios:

Maite S.R dijo...

Hola, compañero:
Estoy regalando mi libro y quisiera incluirte a ti y a tus lectores.
Está ilustrado también por mí. Son estampas literarias de animales, lugares y momentos especiales vividos en la naturaleza.
Éste es el enlace donde puedes verlo, y, si te agrada, descargarlo gratis en Pdf:

https://drive.google.com/file/d/0BzoXVU99cmHMcHJMUll0VnBfUm8/view?usp=sharing

Y éste corresponde al del libro editado en papel: https://www.amazon.es/naturaleza-en-el-corazon/dp/1537295624

Un saludo muy cordial

Maite Sánchez Romero. Mi web: http://naturalezasoy.blogspot.com.es/

Emilio J.Orovengua dijo...

Estimada Maite.

Muchísimas GRACIAS por compartir tu obra conmigo y con los lectores de este humilde blog de Naturaleza.

Te he añadido a mi lista de blogs y mi blogoteca.

Gracias de nuevo por tus comentarios en Naturablog.

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karen Reinoso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Erick Iza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Erick Iza dijo...

es muy interesante, y un buen tema en mi opinión