miércoles, 16 de abril de 2014

"YA ES NAVIDAD" EN LA DEHESA EXTREMEÑA.

Ellas son consideradas los sustitutos de los antiguos bosques. Ellas pueblan lo que eran antes los campos de labor en las tierras extremeñas. Ellas no son consideradas como buenas para la ganadería y el laboreo. Ellas llaman al fuego al ser pirófitas. Ellas son las que componen el sotobosque mediterráneo. A ellas les gusta los suelos ácidos y no los calizos. Ellas no son precisamente un atractivo turístico….

A pesar de todo, y gracias a ellas, los Montes y las Sierras de Extremadura  aparecen” nevados” cada primavera.

Las Jaras (Cistus ladanifer), plantas arbustivas, leñosas y perennifolias,  llenan los campos de Extremadura de un moteado blanco, cual nevada hubiera acontecido minutos antes. 


Junto con escobonales, cantuesales y brezales forman una policromía en nuestras Sierras dignas del más bello lienzo paisajístico.


Este es un espectáculo natural  aún no tiene nombre ni descubridor, pero que el día que se sepa admirar esta belleza, efímera, eso sí, Extremadura sumará un punto más a esa nota sobresaliente que ya tiene en recursos naturales y turísticos.

©Emilio J. Orovengua

3 comentarios:

maribel dijo...

muy interesante, en lo personal, me parecen muy hermosas, ya me imagino lo hermoso que debe ser el paisaje, es una pena que aveces no notemos lo hermoso que nos da la naturaleza.

elfantasmainvisible14@gmail.com dijo...

Lo increíble es que casi nadie le da la más mínima importancia a estas cosas. En líneas generales, la especie humana se ha vuelto definitivamente tonta.
Un saludo cordial
http://elfantasmainvisible14.blogspot.com.es/

jimena guerrero dijo...

la verdad me parce muy interesante porque nos demuestra lo bonita que es la naturaleza.