¿NO ENCUETRAS ALGO?

Cargando...

martes, 14 de febrero de 2012

ENTREVISTA SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO


1. Emilio José, como Naturalista y experto en Medio Ambiente trabajar en contacto con la naturaleza. ¿En tu día a día tienes la percepción de que el cambio climático es una realidad? No se, igual te fijas en pequeños detalles que te sorprenden y que indican que la madre naturaleza vive  no solo una etapa convulsa, si no una etapa dañina para ella.

Cuando se habla de clima, la gran mayoría de los estudios están realizados a largo plazo, debido principalmente a que las modificaciones en el clima no son perceptibles de un día para otro, ni de un mes para otro. El clima es un fenómeno tan cambiante, que hay que acumular y tener muchos datos para realizar una predicción futura más o menos probable.

Otro de los factores que tenemos que tener en cuenta (amén de datos estadísticos) es nuestra memoria meteorológica, la cual falla constantemente, sobre todo cuando aparece el típico anciano en las Noticias de las 3 diciendo que él no había nevar de esa forma en la vida, y mi pregunta sería ¿Está usted seguro que esto no paso ya hace 10 años? Y entonces se hace el silencio y el “mmmmmmm…pues no lo sé”.

Dicho esto, intuirás que la repuesta a tu pregunta no es fácil, aunque puedo aportar algo…El Clima de Extremadura está gobernado por tórridos veranos, escasas lluvias otoñales, inviernos no demasiado fríos, pero lluviosos y una primavera con tiempo variable, eso es lo típico del Clima Mediterráneo. Personalmente como persona observadora de la Naturaleza y formada en Ciencias, que deambula durante todo el año de aquí para allá por rutas, caminos o veredas naturales y observa todo lo que pasa, te diría que sin grandes cambios aparentes, lo que parece es que los veranos cada vez duran más y las lluvias se retrasan en aparecer y me explico: Corría el mes de Noviembre del año 2009 y paseando por el campo sorprendía ver como en un Otoño avanzado aún se podían ver insectos (saltamontes, moscas y escarabajos) campando a sus anchas. Esto para un observador de la Naturaleza eran algo extraordinario, anormal, el motivo de este hecho era simple, 2009 fue uno de los 10 años más calurosos desde que hay registros según la Organización Meteológica Mundial, y Octubre fue 4ºC centígrados más caluroso de lo normal (el quinto mes de octubre más caluroso desde que hay medición). A Noviembre de 2009 le pasaría lo mismo, fue el más caluroso en la última década.

A priori, esto podría interpretarse como anecdótico o circunstancial, sino fuera porque en el año 2010 pasó algo muy parecido a lo del año anterior, y eso ya no empieza a ser tan normal…

Las consecuencias de estos cambios, sólo fijándonos en la clase Insecta, pueden ser desastrosos, no sólo por la propia supervivencia de los mismos, sino por la dependencia de los ecosistemas y de los seres que conforman esos ecosistemas que tienen de esos insectos, porque no olvidemos que uno de los papeles de los insectos en la Naturaleza es de servir de alimentos a otros animales y de polinizar las flores. Romper los biociclos anuales de los insectos daría al traste la estructura de muchos ecosistemas.

2. ¿En qué detalles podemos ver reflejada la realidad del cambio climático?

Como ya he comentando antes, los detalles o mejor llamados indicadores climáticos en los que se puede observar la realidad de que el cambio climático es un hecho observable en mi opinión son los insectos. Estos bioindicadores han sido y están siendo estudiados por numerosos grupos de investigación en todo el mundo.
En todo el reino animal no hay un taxón más exitoso, ni más adaptable, ni más longevo, ni que tenga mayor potencial biótico, ni que tenga mayor movilidad, ni que tenga mayor tasa demostrada de especiación, ni que tenga mayor diversificación morfológica que la Clase Insecta.

Según el científico Antonio Ricarte, los sírfidos, un grupo de insectos muy parecidos a las avispas pero que son moscas, podrían utilizarse como indicadores del medio ambiente y del cambio climático. Los sírfidos son una familia de insectos distribuidos por todo el planeta, en una gran cantidad de hábitats y nichos ecológicos. Ricarte ha apostado por su uso como bioindicadores porque tienen una potencialidad muy grande para reflejar alguna propiedad o característica del medio natural.

Por tanto, “la ausencia de éstos nos está indicando algo”, explica el investigador, para quien el estudio de la presencia de estos insectos en un determinado lugar puede decir si está bien conservado o, por el contrario, hay alguna parte dañada e indica un sistema de conservación inferior.

Otro grupo de Científicos alemanes aseguran que el análisis y observación de los tipos de mariposas y sus movimientos pueden ofrecer datos sobre el cambio climático.

Llegaron a pronosticar, incluso, que estarían amenazadas las especies que les gusta el frío, mientras las que prefieren temperaturas más cálidas emigrarán cada vez más hacia el Norte.

Los científicos señalaron que en Europa existe algo así como un movimiento migratorio de las mariposas. Los templados y cálidos inviernos hacen posible que numerosos tipos, sobre todo los que buscan el calor, puedan desplazarse hacia el norte, porque las temperaturas allí no son tan bajas.

Las tendencias observadas confirman cómo las mariposas pueden constituir un buen indicador de las repercusiones del cambio medioambiental, porque ellas reaccionan rápida y sensiblemente y las mudanzas pueden reconocerse con relativa facilidad. En el caso de otras comunidades de seres vivos implicados, la variabilidad no se reproduce en toda la comunidad o reacciona con demasiado retraso a las modificaciones medioambientales, aseguran los expertos.

3. ¿Si el cambio climático es una realidad, es una realidad impenetrable?¿Podríamos dar marcha atrás o contribuir a frenar el deterioro del medio natural?

Creo firmemente que el Cambio Climático, en el caso que la especie Humana sea la única responsable de él, es reversible, al igual que lo ha sido la famosa capa de ozono que ha todos nos asustaba cuando nos decían que estaba desapareciendo. Desde que se descubrió que el motivo por el cual la Capa de Ozono se hacía más delgada y menos densa en los Polos eran los llamados CloroFluoroCarbonos (CFCs), se eliminaron como propelentes y se quitaron de la circulación, los efectos han sido inmediatos (hablando en términos climáticos). Científicos de Instituto Nacional del Agua e Investigación Atmosférica de Nueva Zelanda, han comprobado que el agujero de Ozono sobre la Antártida en 2010 ha alcanzado el menor tamaño del último lustro y vaticinan su completa recuperación para el 2080, para así devolver a la Capa de Ozono el mismo grosor que tenía en 1950. Si el tiempo dice lo contrario y el Cambio Climático continúa lo único que nos queda, como a cualquier otro ser vivo, es adaptarnos a los cambios tan pronto como podamos.

El reto ahora mismo para que las temperaturas medias no sigan aumentando es tratar de enfriar nuestro planeta. Cuando hablo de enfriar el planeta Tierra no hablo de mandar ventiladores al espacio para enfriar nuestro hogar o de colocar un paraguas gigante entre el Sol y la Tierra.

Para enfriar en planeta creo que existen otras opciones más prácticas, al alcance de todos y menos costosas económicamente y son las que todos conocemos.

Medidas actuales de eficiencia energética que se están implantando en todos los sectores y en todo el mundo no tardarían muchas décadas en dar sus frutos siempre y  cuando uno de los factores que está provocando este aumento de las temperaturas, fuera siempre en mismo. Este factor es la Población Humana. En tan sólo 50 años se ha duplicado la población humana en el planeta Tierra, ha pasado de los 3.000 millones de 1960 a los 6.800 millones en 2010. La tendencia es que siga aumentando y esto es un problema si que quiere mantener un sistema estable.

Para que cualquier Sistema o Ecosistema sea viable, siempre tiene que haber una compensación entre lo que entra y lo que sale de ese sistema y este sistema tiene que ser cíclico. En el momento que la balanza esté descompensada y se rompa ese equilibrio, el sistema se habrá desestabilizado. En este contexto, la Naturaleza es nuestro referente, en ella nada sobra y nada hace falta, simplemente existe y se encuentra en un magnífico  equilibrio comandado por una maquinaria natural que regula todos los procesos dentro de los ecosistemas,  los compatibiliza y los hace viables.

Por otra parte, existe teoría donde no sólo el Hombre es el responsable del aumento de las temperaturas y que existen otros fenómenos más influyentes que el humano. Henrik Svensmark es un físico del Centro para la Investigación del Sol y el Clima en el Centro Nacional Espacial Danés, en Copenhague, y según sus investigaciones existe una “conjura” entre el Sol, los Rayos Cósmicos y las Nubes que es la última responsable del Cambio Climático y que la responsabilidad del ser humano en el calentamiento global no es tan importante como se creía.

Creo que no hace falta que diga que este tipo de investigaciones han levantado ampollas en todo el mundo científico que estudia el Cambio Climático, pero lo cierto es que hay están sus experimentos y de momento la balanza no se ha vencido hacia uno u otro lado.

4. ¿Qué piensas del protocolo de Kioto? ¿Eficacia o cortina de humo?

Desde que se firmó allá por 1997 creo que deberíamos haber avanzado en este tema del cambio climático. Por entonces, existían muchos escépticos sobre que si lo que planteaban los científicos del aumento progresivo de las temperaturas, el deshielo de los polos y las altas concentraciones de CO2 era una teoría algo peregrina o se haría realidad. Aún y así, seguramente, tendremos que dar gracias y actualmente por lo menos exista en compromiso de Kioto, ya que de no ser así, las cosas estarían infinitamente peor y en un punto irreversible.

Eficaz o no, no lo sé, es pronto para decirlo ya que los efectos en el clima, como ya he comentado, se ven a muy largo plazo. Kioto es, si no lo único, lo mejor que le ha pasado al clima y al medioambiente mundial en las últimas décadas, aunque por ello, ni mucho menos, es para tirar cohetes. Si los deberes se hacen hoy y ahora por los países industrializados, el futuro de nuestro clima estará asegurado (pero sólo en la parte que compete al ser humano, como son las emisiones de CO2).

En el caso particular de España, hemos avanzando mucho para cumplir Kioto que establece un aumento máximo de emisiones de gases de efecto invernadero para los países firmantes del 15% respecto a los niveles medidos en 1990. A nivel internacional ,el Protocolo de Kioto será jurídicamente vinculante cuando lo hayan ratificado no menos de 55 países, entre los que se cuenten países desarrollados cuyas emisiones totales representen por lo menos el 55% del total de las emisiones de dióxido de carbono en 1990.

Que la reducción conseguida por España para el año 2010 se sitúa en torno al 22%, siete puntos por encima del límite máximo, no es casualidad. La crisis económica que nos acompaña desde 2008 (y que lo hará durante algunos años más) parece ser la responsable de esta reducción tan drástica en las emisiones. Una caída del PIB del 3,1%, una caída de consumo energético del 4,4% y en menor uso del vehículo privado y del transporte de mercancía por carretera son los responsables directos de que España se encuentre cerca de los límites de emisiones propuestos por Kioto. Pero también hay que decir que en España se ha avanzado en la última década bastante en términos de energías renovables, especialmente la eólica, y que han supuesto el 23% de la generación de energía eléctrica en nuestro país.

Si a la Crisis Económica sumamos la implantación de parques eólicos, termosolares y fotovoltáicos, y total las medidas de ahorro energético que ha nivel casero se han estado utilizando (bombillas y electrodomésticos más eficientes, construcciones y edificios que ahorran energía por mejor aislamiento, coches híbridos o con consumos y emisiones bajas y un largo etc), obtenemos un resultado que nos acerca a Kioto.

El reto es que, una vez que la crisis pase, todo lo que hemos ahorrado sea absorbido por  políticas energéticas más eficientes que nos hagan dependientes del petróleo y el Carbón, que incentiven el ahorro energético en todos los sectores.

Y esto último es más de lo mismo…hoy por hoy, las fuentes energéticas renovables ( eólica, geotérmica, biomasa o fotovoltáica) serían incapaces a nivel mundial y nacional de asumir la demanda energética actual y ante esta incapacidad la única “espita” de salida son los recursos rápidos y energéticos existentes hoy en día como son los recursos fósiles y en uranio utilizado en las centrales nucleares ( éstas últimas generan el 20% de la energía que consumimos en España), que aunque algún día se acabarán, todavía les queda mucho recorrido y de hecho, ninguna de las grandes empresas petroleras o petroquímicas dejan de hacer prospecciones con presupuestos monstruosos en distintas partes del planeta. Seguiremos dependiendo del petróleo y del carbón durante mucho tiempo.

5. ¿Y de las cumbres medioambientales?¿Lo ves un buen foro para implicar a los países o una pantomima de los gobiernos?

Para que las próximas Cumbres Climáticas tuvieran éxito, deberíamos obtener un compromiso verdadero de las dos potencias económicas mundiales: Estados Unidos y China. Pienso que el gigante asiático creciendo entre el 8 y el 10% desde 2008, cuando el resto de economías mundiales no crecen o lo hacen lentamente, y siendo China la 2ª potencia económica mundial basada en una economía “parásita” del Carbón y el Petróleo y creciendo a esa velocidad, dudo que en las próximas Cumbres se comprometan a reducir sus emisiones cuando su modelo productivo e industrial está basado enteramente en recursos fósiles.


Para evitar o disminuir los efectos del cambio climático en un futuro no muy lejano hacen falta profundos cambios en la estructura de producción, consumo y distribución de la riqueza. Mitigar los posibles impactos del cambio climático no se arreglan con políticas de eficiencia energética, educación ambiental, ahorro energético o avances ingenierísticos, científicos o tecnológicos, ¡¡ hay que dejar de consumir Petróleo, Carbón y Gas !!, ya que el 80% de la energía que se consume a nivel mundial proviene de estas fuentes.

Reducir las emisiones de gases invernadero  para China, hoy y en el futuro, comprometería su crecimiento y su productividad, ya que el modelo industrial actual es incompatible con la lucha contra el Cambio Climático.

Pero esto no ha hecho nada más que empezar… detrás de China vienen India, Brasil y México, economías actualmente emergentes, pero estarán consolidadas para la próxima década.

Por lo tanto, el futuro de nuestro Clima y las futuras Cumbres Climáticas se enfrentan a 3 retos de máxima importancia y son:
  •  Las Políticas Económicas. Del crecimiento económico y del esfuerzo que sean capaces de hacer las grandes superpotencias económicas para enfocar su economía hacia una economía del equilibrio y no del crecimiento, y que la productividad no dependa enteramente del petróleo, el carbón o el gas natural.
  • Superpoblación Humana. De seguir a este ritmo, las estimaciones vaticinan que en el 2050 seremos 9.100 millones de personas en el mundo. ¿Cómo seremos capaz de alimentar, mover y mantener tanta gente sin que el medioambiente pague por ello? Incluso movidos por energías y recursos renovables creo serán insuficientes para la demanda de energía que se nos avecina.
  • La Pérdida de Biodiversidad.  Aunque está la última en esta lista, puede que sea el más importante de los retos a los que nos enfrentamos, ya que es la más sensible a los cambios que se producen en el planeta Tierra y que la vida de las personas, tal cual la conocemos ahora, en la Tierra sería imposible sin la Biodiversidad existente. Existen estudios e investigaciones que concluyen que son los Océanos y la Biodiversidad Marina son los que controlan realmente el Clima en nuestro planeta. Dos equipos independientes del NCAR (National Center for Atmospheric Research) han modelizado que el efecto de la inercia térmica de los océanos prolongarán los efectos del calentamiento climático durante generaciones.

6. ¿Crees que la sociedad está concienciada de la importancia de la naturaleza y del deterioro sufrido paralelamente a la revolución industrial y la mano del hombre?

Concienciada sí, pero sólo de palabra, otra cosa es la práctica de esa teoría con la que a veces se nos llena la boca. Seguramente le tengamos que “ver las orejas al Lobo” para ponernos en marcha y empezar a hacer lo que deberíamos haber hecho antes, pero quizás en ese momento ya sea tarde.

De una u otra forma tenemos que entender que sin Biodiversidad la vida de los Hombres en este planeta sería imposible

7. ¿Crees que las medidas existentes para luchar contra el cambio climático son eficaces?¿Propondrías algunas nuevas?

Los esfuerzos de la ciencia, la ingeniería y la tecnología por hacer coches más eficientes, casa inteligentes que se autoabastecen de energía y no son parásitas del petróleo o el gas, energías más limpias y eficaces que las actuales y todo un paquete de opciones para ahorrar que están dando sus frutos, pero aún es pronto para poder valorarlas.

Respecto a las medidas, soy de los que pienso que creando unos “pilares fuertes haremos una casa segura” y creo que lo prioritario ahora es ahorrar energía. ¿Qué más nos da si cambiamos todas la bombillas de nuestra casa por unas LED de bajo consumo, cuando seguimos dejamos la luz encendida cuando salimos del baño o de la cocina? Nuestro concepto medioambiental sigue siendo el mismo, ahorramos energía, sí, pero gracias a las bombillas no gracias a que nosotros nos aseguramos de apagar todas las luces cuando no se necesitan (incluidos los stand-by del ordenador, la tele o cualquier otro aparato).

Eso es lo prioritario ahora, las medidas están ahí y muchas de ellas son grandes ideas de ahorro y eficiencia, y su eficiencia depende del uso que le demos cada uno de nosotros, ya que podemos dividir por 2 su efecto sobre el medioambiente (y sobre nuestras facturas) si además de comprar una tele LED, también nos acordamos de apagar el stand-by y el piloto de la base de enchufes donde está enchufada.

Hay una cita de Benjamin Franklin que dice: Nadie predica mejor que la hormiga, y no habla. Si todos obráramos como lo hacen las hormigas, en cadena, de forma ordenada y disciplinada, los pequeños detalles de ahorro energético dichos anteriormente ejecutados por cada uno de nosotros y en nuestra casa, serían suficientes para darle una tregua o un respiro a nuestro clima y a nuestro planeta.

8. ¿Qué beneficios y satisfacciones te vienen de trabajar en contacto con la naturaleza?

Si algún beneficio tiene vivir la Naturaleza es tener la sensación de libertad, de armonía, de paz, de tranquilidad…En la Naturaleza ni los más terribles festines de buitres devorando un cuerpo de un ciervo, por muy desagradable que parezcan, rompen la armonía y el estado de equilibrio, ya que se desarrolla en un entorno, en un contexto que engloba todo un conjunto de seres y hechos que hacen que la Naturaleza funcione como una magnífica máquina engrasada.

Cuando  uno ha caminado durante algún tiempo por algún camino o vereda a lo  largo de la “cuchilla” de una sierra o de una dehesa de encinas y alcornoques, se da cuenta que todo aquello que en la lejanía parece ser algo inmóvil, estéril y muerto, se mueve y tiene forma, forma de animal que va de un lado para otro por tierra o aire, dándole vida a lo que compone una gran casa para todos sus vecinos y que les permite mantener una serie de relaciones ecológicas y bióticas vitales para el mantenimiento del equilibrio dentro de un sistema. Esa casa no es otra cosa que el Ecosistema.

La Naturaleza nos  habla, nos dice y nos cuenta cosas, pero a su forma, en forma de huellas, de señales, de marcas, de siluetas de aves, de sonidos, de cantos y trinos…querer escucharla ya sólo depende de nosotros.

Entrevista realizada por Lourdes Gómez Martín.
Licenciada en Periodismo (Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla)